¿Gran capacidad de adaptación?

¿GRAN CAPACIDAD DE ADAPTACIÓN? Nuestra compañera de HaurrakEreBai, nos deja esta adaptación y nos invita a reflexionar. Mila esker Laida⤵️
NO, no vale con aplausos, y con decirles que tienen una gran capacidad de adaptación
Un día les dijimos que ya no podían ir a la escuela, y se pasaron 45 días mirando por la ventana, «no dudaron» de que era lo mejor… Les dijimos que no podían ver a sus amigas y amigos, y se conformaron con no verlos o con verlos a través de una pantalla… Les dijimos que no podían ir a los parques, ni jugar fuera y nos creyeron… Les dijimos que no podían abrazar a sus abuelos y transformaron sus besos y amor en dibujos… Les dijimos que al virus enemigo se lo vence lavándose las manos y se convirtieron en expertas y expertos … Les dijimos que los nuevos súper héroes y heroínas no llevan capas, y todas las noches a las 20:00 en punto se sumaron a los aplausos… Les dijimos que el colegio se convertiría en una escuela fría en la que no hay lugar para jugar, compartir o ver sonrisas… Les dijimos que cada vez que alguien cerca fuese positivo tendrían que hacerse una prueba desagradable en la que les introducirán un palo por la nariz o la boca… Les dijimos que tras la prueba tenían que quedarse de nuevo en casa sin salir entre 8 y 14 días, y lo aceptaron…
Y ¿Qué es lo que no paramos de escuchar? Que la infancia nos muestra una capacidad de adaptación enorme?
Pues no, señoras y señores, últimamente se habla mucho de que los niños se adaptan a todo, o incluso escuchamos que “no se enteran”. Sin duda su capacidad de adaptación es mayor que la nuestra, entre otras cosas porque viven mucho más en el presente que nosotros, pero no podemos obviar que tienen una capacidad limitada para gestionar sus emociones, que su cerebro no puede entender como gestionar ciertas emociones de una manera efectiva. Con lo que sí se enteran de todo y además no tienen recursos para afrontarlo. Ahí es donde entramos lo adultos, a facilitar esa integración emocional en nuestros hijas/os y alumnas/os para tratar de minimizar los efectos secundarios de esta situación.
Sus necesidades importan!! Las consecuencias psicológicas que están teniendo y que pueden tener para las niñas y niños el tomar las estrictas medidas de distanciamiento social y protocolos que se están aplicando, son para estar en alerta. No podemos obviar que nuestros hijos han estado seis meses pegados a sus ma-padres y sin relacionarse a diario con otros niños en muchos casos, una vuelta al cole muy diferente de cómo lo dejaron en marzo del 2019. Están sometidos a un alto nivel de estrés, y no debemos mirar hacia otro lado pensando que todo se resolverá solo, o por arte de magia.
Señoras y señores, NO, no vale con aplausos, y con decirles que tienen una gran capacidad de adaptación. Madres, padres, tutores y profesionales de la educación, espabilemos y luchemos para que nuestros amados niños y niñas, nuestro futuro, nuestro más preciado tesoro, nuestra infancia y adolescencia SEAN TRATADOS COMO SE MERECEN, COMO CIUDADANOS DE PLENO DERECHO!
Observad a vuestras hijas, hijos y alumnos/as atentamente y pensad qué necesitan de nosotros, acompañemosles en este proceso desde cerca, y sobre todo empecemos a ser críticos con lo que vemos, vivimos y sabemos que no es bueno para ellas y ellos, protejamos les, acompañemosles , es lo mejor que podemos hacer!! Ellas/ellos nunca se cansan de darnos amor. Saben transformar un rincón de casa en un castillo mágico y el largo del comedor en una gran pista de coches.
Devolvamosles todo ese amor tal y cómo se merecen !!
(Adaptación de un texto viral que circula por Facebook que aplaude la gran capacidad de adaptación de los niños. Adaptado a: «NO, no vale con aplausos, y con decirles que tienen una gran capacidad de adaptación» con la ayuda de un artículo de la psicóloga Silvia Navas; psicóloga infantil, de adultos y familia.)
*Ilustración del cuento «El monstruo de colores» de Anna Llenas.